Antonio Bogado, bombero de Villarrica, explicó la magnitud de los incendios en las cordilleras del Ybyturuzú. “El sábado le hicieron frente con militares, bomberos de Carlos Pfanel e Independencia y los guardaparques por un lado, mientras que los bomberos de Villarrica y Mauricio José Troche, atacaron otro frente de incendios con ayuda de los aviones hidrantes traídos de Chile. Bogado destacó que “es la primera vez que la Secretaria de Emergencia Nacional, brinda este importante apoyo, que facilitó la tarea”.


Mencionó que, si bien los focos no eran muy extensos, “si estaban muy mal ubicados en zonas de quebradas, en laderas pronunciadas y el acceso era complicado, eso fue lo que extendió el combate del fuego”. Aseguró que “sin gente en tierra, no sirven de nada los aviones, porque hay troncos que se queman y el fuego se mantiene por la parte de debajo de la tierra, no le penetra el agua”, entonces pueden ayudar a bajar el calor, pero no para extinguir totalmente.


El experto criticó que “la gente veía a los aviones tirando agua, y empezaban a quemar otra vez sus chacras en diferentes puntos”. Todos los incendios son provocados, limpian su chacra y luego queman. “En vez de quemar, debería enterrar las malezas cortadas, así elaborar compostera que les sirva de abono”. Además, este es “un fenómeno que ocurre todos los años, pero gracias a la asistencia de Emergencia se pudo trabajar mejor”, todos los años hasta diciembre más o menos es así. “Tengo 24 años de servicio y puedo decirlo con certeza”, concluyó.