La situación sigue siendo muy complicada para las micro, pequeñas y medianas empresas que, con varios condimentos como la inflación y el aumento del salario mínimo, continúan por una etapa económica difícil, señaló el titular de la Federación paraguaya de Mipymes Luis Tavella.

Comentó que por el panorama no muy alentador ya es un año perdido. Agregó que no ven un plan de reactivación para aplacar y ayudar al sector. En otro momento dijo que, si la clase alta no está consumiendo, menos lo va a hacer la clase más baja.

Finalmente, aseguro que las empresas necesitan de créditos con un periodo de gracia de por lo menos dos años porque al no tener ganancias en ese periodo no podrán estar al día con los préstamos.

Luis Tavella