El senador colorado Martín Arévalo negó estar involucrado en hechos de tráfico de influencia tras la denuncia presentada en su contra por parte del director de Aduanas, Julio Fernández.Según el legislador, Fernández solo pretende hacer “barullo” para no explicar que pasó con mercancías incautadas que costaban USD 3 millones y que pertenecían al Estado paraguayo, menciona el reporte de ABC TV.Además, afirma que es sujeto de amedrentamiento y persecución política alentada por el propio presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien no le perdona impulsar la destitución del entonces Ministro de Salud Julio Mazzoleni.“Es evidente que me quiere hacer callar, que me quiere asustar para intimidarme en la denuncia que estoy haciendo por el robo de la mercadería y la venta directa que él hizo de una mercadería valiosa, que no tiene respuesta hoy en su administración”, alegó Arévalo.Más detalles en el video: