Hace unos días, de forma sorpresiva, el Papa Francisco luego del rezo del Regina Coeli anunció a toda la multitud presente en Roma y al mundo entero, la creación de 21 nuevos cardenales provenientes de distintos países, entre ellos, el primer paraguayo Monseñor Adalberto Martínez Flores, actualmente Arzobispo Metropolitano.

El mismo recibirá dicho título el 27 de agosto, día en el que el Santo Padre celebrará un Consistorio para la creación de los nuevos cardenales.

Toma de Palio Arzobispal

El 29 de junio, en el curso de la Misa por la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, patrones de la Iglesia de Roma, el Papa Francisco impondrá el palio a 21 nuevos arzobispos, entre ellos Monseñor Adalberto Martínez Flores, como signo de comunión con el Obispo de Roma y de compromiso a ser instrumentos de comunión.

El Sagrado Palio es el ornamento litúrgico de honor y de jurisdicción, símbolo de la oveja perdida y del Buen Pastor que da la vida por su rebaño, constituido en su forma actual por una faja de lana blanca ancha de 4 a 6 cm. Adornada por 6 cruces y 2 orlas de seda negra cuyas extremidades se apoyan sobre el pecho y sobre los hombros.

Cada año, en las Primeras Vísperas de la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo del 29 de junio, el Papa bendice los nuevos Sagrados Palios que son custodiados, hasta el año siguiente, en una caja de plata dorada, donde Benedicto XIV, conservaba en el llamado “nicho de los palios” en la Tumba de San Pedro, debajo del Altar de la Confesión, de donde se toman para ser impuestos a los metropolitanos, o entregados a sus procuradores, por el cardenal protodiácono en nombre del Romano Pontífice.

La creación de cardenal

El Arzobispo deberá estar presente nuevamente en Roma el 27 de agosto para recibir de manos del Pontífice los signos del birrete cardenalicio, el anillo cardenalicio y la asignación de un Título o Diaconía.

El día siguiente, en la Capilla Papal, el Santo Padre preside la concelebración de la Santa Misa con los nuevos cardenales.

El color rojo, que vestirán los nuevos cardenales, será como signo de la dignidad del oficio de cardenal, y la preparación para actuar con fortaleza, hasta el punto de derramar su sangre por el crecimiento de la fe cristiana, por la paz y armonía entre el pueblo de Dios, por la libertad y la extensión de la Santa Iglesia Católica Romana haciendo referencia a su disponibilidad al martirio.

El primer cardenal del Paraguay

Por historia y por tradición, la Diócesis del Paraguay, luego Arquidiócesis, es considerada la Primada ante las demás y recibe hoy 475 años después de su creación, esta calidad otorgada por el Papa Francisco al nombrar Colaborador suyo al Arzobispo de Asunción, Monseñor Adalberto Martínez Flores, Primer Cardenal de la historia del Paraguay.