El Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano a una delegación de administradores públicos franceses, a quienes pidió evitar “la cultura del descarte” y promover el cuidado de la vida hasta su fin natural.

«Pienso en particular en la atención que debe prestarse a los ancianos en las residencias, y a las personas al final de su vida, a las que hay que acompañar mediante el desarrollo de cuidados paliativos», fue parte del discurso del Santo Padre.