A través de una carta remitida por el Cardenal Marc Ouellet, Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina al titular de la Conferencia Episcopal Paraguaya, Monseñor Adalberto Martínez Flores, se informa de la decisión de Su Santidad Papa Francisco de “consagrar a Rusia y a Ucrania al Inmaculado Corazón de María, el próximo 25 de marzo del año en curso, a las 17:00 horas de Roma, en la Basílica de San Pedro, en el contexto de una solemne celebración penitencial cuaresmal”.

“Este gesto de paternidad del Santo Padre busca pedir a Dios, por intercesión de la Santísima Virgen María, la conversión de nuestros corazones en este tiempo de cuaresma y el don de la paz para estas naciones y para el mundo entero”.


La Virgen de Caacupé

Asimismo, Su Santidad invita a todos los miembros de la Conferencia Episcopal Paraguaya a sumarse a este gesto que nuestro Pastor Universal realizará, “acompañando este trascendente momento desde el santuario mariano más importante” de nuestro país.

El obispo de Caacupé conjuntamente con sus colaboradores se encuentran delineando detalles técnicos para la Consagración conjunta y para que dicho evento pueda ser transmitido a través de plataformas digitales y medios de comunicación social.

Los miembros de la CEP acogen con mucha alegría esta petición, pues, recientemente la Oficina de Prensa se había pronunciado sobre el tema: “ante este contexto, nos unimos al llamamiento que hace el Papa Francisco a los creyentes y no creyentes de nuestro país a unirnos en oración, cada uno desde el lugar que nos corresponda, por la paz y por el cese del conflicto bélico desatado entre dos países hermanos, Rusia y Ucrania”.

Finalmente, la misiva proveniente de la Santa Sede incluye el pedido a la Virgen Santísima para que interceda por nosotros para que Jesucristo, nuestra paz, haga nueva todas las cosas al interior de nuestras almas y en la entraña más profunda de los pueblos que hoy se encuentran en conflicto.

Asunción, 22 de marzo de 2022

OFICINA DE COMUNICACIONES Y PRENSA CEP