SER PUENTES PARA EL DIÁLOGO E INSTRUMENTOS DE COMUNIÓN

El 24 de enero, fiesta de San Francisco de Sales, la Iglesia celebra el día del periodista católico. Por ello, esta es una ocasión propicia para expresar a todos los periodistas católicos mis saludos, mi aprecio, mi cercanía y mi paternal bendición.

En la fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas católicos, también se publica el Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2023 que, este año, tiene como título «Hablar con el corazón”. Este tema se inserta en el camino sinodal que vive toda la Iglesia universal y en Paraguay en el contexto del año del laico. Hablar con el corazón significa «dar razón de la esperanza que hay en nosotros» (cfr. 1Pe 3,14-17) y hacerlo con afabilidad, utilizando el don de la comunicación como un puente y no como un muro.

En un tiempo caracterizado –también en la vida de la Iglesia– por polarizaciones y lenguajes llenos de hostilidad que exacerban los ánimos, estamos invitados a ser instrumentos de comunión, de concordia y de paz.

No debemos tener miedo de afirmar la verdad, a veces incómoda, que tiene su fundamento en el Evangelio; pero, al mismo tiempo, no hemos de separar este anuncio de un estilo de misericordia, de sincera participación en las alegrías y los sufrimientos de las personas de nuestro tiempo, como nos enseña de modo sublime la página evangélica que narra el diálogo entre el Señor y los discípulos de Emaús.

Vivimos tiempos de tensión, de confrontación y de conflictos, que en varias partes del mundo se traducen en guerras sangrientas, que desconocen y pisotean la dignidad de la vida humana, causando destrucción, dolor y luto. Hoy, es más necesario que nunca que se afirme una comunicación no hostil. Una comunicación abierta al diálogo con el otro, que favorezca el desarme del lenguaje y el espíritu bélico, que trabaje para desmontar todo discurso de odio y de aniquilación del otro.

Es un esfuerzo que se nos pide a todos, pero en especial a los trabajadores de la comunicación, llamados a ejercer su profesión como una misión para construir un futuro más justo, más fraterno, más humano.

Para cumplir esta delicada misión, es oportuno recordar las palabras del Papa Francisco: “Vuestro trabajo requiere estudio, sensibilidad y experiencia, como en tantas otras profesiones, pero implica una atención especial respecto a la verdad, la bondad y la belleza; y esto nos hace particularmente cercanos, porque la Iglesia existe precisamente para comunicar esto: la Verdad, la Bondad y la Belleza «en persona».”

Tenemos, pues, un desafío y una tarea. Invitamos a todos los periodistas, en especial a los comunicadores católicos, a asumir con coraje y entusiasmo la misión de comunicar esperanza y vida a nuestro pueblo; a ser artesanos de la paz, de la comunión, de la concordia en la Iglesia y como Iglesia, al servicio de la sociedad nacional.

Les expresamos nuestra gratitud y nuestro saludo de felicitaciones en este día del periodista católico y les comprometemos nuestras oraciones, con paternal aprecio en Cristo, Nuestro Señor.

Asunción, 24 de enero de 2023, fiesta de San Francisco de Sales.

 + Adalberto Cardenal Martínez Flores

Arzobispo Metropolitano de la Santísima Asunción

Presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya