Evangelio de hoy

SANTA CECILIA, VIRGEN Y MÁRTIR

Martes de la 34ª Semana del Tiempo Durante el Año

Evangelio según San Lucas 21, 5-9

 “Tengan cuidado, no se dejen engañar”

Algunos, hablando del templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas. Entonces Jesús dijo: “De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido”. Ellos le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo tendrá lugar esto, y cuál será la señal de que va a suceder?”. Jesús respondió: “Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi nombre, diciendo: “Soy yo”, y también: “El tiempo está cerca”. No los sigan. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin”. Palabra del Señor.

Meditación

“No se dejen engañar”, es una advertencia para todo discípulo de Cristo, para no alejarse de Su Camino, de Su Verdad y de Su Vida, ya que solamente en Cristo hay vida plena y verdadera. Ante el juicio que nos espera, debemos tener claridad que depende de cada persona: cuando aceptamos libremente o rechazamos la gracia de Dios(Cfr. Mt 25,34). Una invitación a no estar distraídos, sino arraigados en la roca que es Cristo Jesús.

La enseñanza de Jesús es actual, para descubrir por dónde anda el Espíritu del Señor y así leer los signos de los tiempos. A ejemplo de Santa Cecilia que cantaba esperando el suplicio y el momento del martirio: “Que mi corazón y carne permanezcan limpios, Oh, Señor, y que no me vea confundida en tu presencia”.

 

Que sepa reconocer tu venida constante en mi vida Señor

Para que caminando en la esperanza de la nueva tierra y el nuevo cielo, edifiquemos tu Reino