Evangelio de hoy

FIESTA DE LOS SANTOS ROQUE GONZÁLEZ, ALFONSO RODRÍGUEZ Y JUAN DEL CASTILLO, PRESBÍTEROS Y MÁRTIRES DEL PARAGUAY

Martes de la 33ª Semana del Tiempo Durante el Año

Evangelio según San Juan 10, 11-16

 “Yo soy el buen Pastor”

Jesús dijo: “Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas. El asalariado, en cambio, que no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas, cuando ve venir al lobo las abandona y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa. Como es asalariado, no se preocupa por las ovejas. Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí –como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre– y doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo rebaño y un solo Pastor”. Palabra del Señor.

Meditación

Ante el fracaso de los pastores de Israel, de los líderes políticos y religiosos, el profeta Ezequiel anuncia que Dios mismo será el Pastor de su pueblo: “Como un pastor vela por su rebaño (…), así velaré yo por mis ovejas. Las reuniré de todos los lugares donde se habían dispersado en el día de nubes y brumas” (Ez 34,12). En Juan, Jesús se presenta como el Buen Pastor, en quien Dios mismo vela por sus ovejas, reuniendo a los seres humanos y conduciéndolos al verdadero pasto. L. Rivas, expresa que la traducción correcta es “pastor verdadero” o “pastor auténtico”. Con tres características:

Primera, Pastor verdadero o auténtico (Jn 10,11-13): “El buen pastor da su vida por las ovejas”, pues son suyas. Ejemplo, Pedro dispuesto a morir por las ovejas (cf. Jn 13,37-38). La expresión suprema de amor: dar la vida por los amigos (cf. Jn 15,13). Es una actitud martirial propia del pastor auténtico (cf. Jn 10,11.15.17.18). Mientras el asalariado, que no es el pastor y a quien no pertenecen las ovejas, ante el peligro, las abandona y huye, no se preocupa ni arriesga por ellas.

Segunda, conocimiento recíproco entre pastor y ovejas (cf. Jn 10,14): En Juan, el conocimiento es “comunión de vida”, “este conocimiento entre Jesús y sus discípulos va mucho más allá del simple conocimiento racional. Es presencia íntima del uno en el otro, comprensión y confianza mutua, comunión de corazón y de pensamiento; es penetración total del amor, ya que se apoya en una comunión de vida y en una solidaridad de interés entre el pastor y su rebaño” (G. Zevini).

Tercera, apertura universal y búsqueda de unidad: otras ovejas que no están en el corral (cf. Jn 10,16), las cuales escucharán su voz y serán conducidas por él, al punto que habrá un solo rebaño y un solo pastor. Refiere a la apertura a los paganos, quienes serán llamados por el mismo Jesús a incorporarse al rebaño. San Roque González de Santa Cruz y compañeros, mártires, rueguen por nosotros.

Perdón Señor porque muchas veces no discernimos correctamente tu llamado y no respondemos con nuestra vida en seguirte para siempre amando y entregándote nuestra vida en el servicio. Ayúdanos a estar en comunión Contigo y con nuestros hermanos gracias a tu Amor. Gracias por entregar tu vida por cada uno, hacernos entrar en plena comunión Contigo y con los demás. Amén.