El centro de la capital ucraniana se cubrió de humo este lunes, luego de que Rusia haya bombardeado la ciudad con drones kamikaze de fabricación iraní, los cuales provocaron varias explosiones en la zona.

Informaron que esta no es la primera vez que Rusia utiliza estos drones, denominados  shahed-13, ya que en septiembre pasado ya se produjeron ataques con estas mismas armas. Rusia los llama “Geranium -2”, son drones que ambos países están utilizando en la guerra para para detectar posiciones enemigas.