Hugo Pastore director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), señaló a nuestro medio que la exportación de maíz será un pequeño alivio, pero las pérdidas originadas por la sequía ya no se podrán recuperar.

Pastore dijo que la recuperación económica en el sector agrícola vendrá el próximo año luego de la cosecha que será entre febrero y marzo del 2023. Agregó que los productores se están preparando para la próxima siembra con una gran expectativa. Recordó las pérdidas que tuvieron este año por la sequía afectó la cosecha y por ende a la exportación.

Hugo Pastore