Kirguistán informó este viernes de 13 muertos de sus filas en los enfrentamientos fronterizos con Tayikistán, los peores en los últimos tiempos entre los dos países de Asia Central que se disputan varios territorios. Según Biskek “13 muertos” y unos 120 heridos desde que las unidades militares de los dos países empezaron a intercambiar disparos el jueves, anunció el ministro kirguís de Salud en un comunicado.
Dos de los heridos se encuentran en estado grave, precisó la misma fuente. El último balance de la víspera daba cuenta de tres muertos.
Entre las víctimas en Kirguistán se encuentra una adolescente “nacida en 2008”, precisó la misma fuente.
Además, unos 11.500 habitantes de dos distritos de la región de Batken fueron evacuados, según las autoridades de esta zona fronteriza con Tayikistán donde los combates fueron más intensos.
“Han sido trasladados a lugares especialmente acondicionados (…) o fueron a casa de familiares”, precisaron en un comunicado.
Combates entre Kirguistán y Tayikistán© AFP
El jueves por la tarde, el ministerio kirguís de Relaciones Exteriores anunció que los cancilleres de ambos países acordaron una “tregua completa” a partir de las 20H00 (14H00 GMT) y la “retirada de tropas hacia sus anteriores lugares de despliegue”.
Los intercambios de disparos comenzaron el jueves durante el día.
Trazado de fronteras
El viernes por la mañana, en un comunicado publicado por su servicio de información del Estado, Tayikistán señaló también de su lado que las dos partes llegaron a “un acuerdo mutuo para poner fin al conflicto armado y retirar al personal y equipamiento militar hacia los lugares de despliegue permanente”.
Los enfrentamientos del jueves en la frontera entre estos dos países pobres y montañosos fueron los más violentos en varios años y hacen temer un conflicto más grande.
Un representante de la policía en la región kirguisa de Batken declaró a la AFP por teléfono que los disparos continuaron por la noche “pero no de manera intensa”.
Los tiroteos fueron “al mismo tiempo entre civiles y soldados”, precisó esta fuente.
Militares de las fuerzas especiales del ejército de Kirguistán en ejercicios conjuntos con fuerzas de la India en el área de entrenamiento del desfiladero de Tatyr, a unos 20 kilómetros de Biskek, Kirguistán, el 26 de abril de 2021© AFP/Archivos Vyacheslav Oseledko
Por su parte, el Consejo de Seguridad de Tayikistán informó de dos heridos de bala. Pero la agencia de prensa rusa Ria Novosti, citando una fuente del ayuntamiento de la ciudad fronteriza de Isfara, informó que hubo al menos tres muertos y 31 heridos de nacionalidad tayika.
Entre ambos países existen diferencias por la demarcación de extensos territorios durante la época de la Unión Soviética, en particular en lo que concierne al reparto del fértil valle de Fergana, que comparten también con Uzbekistán. El trazado de fronteras separó a algunos grupos de su país de origen.
Más de un tercio de la frontera kirguiso-tayika es objeto de disputa, especialmente la zona en torno al enclave tayiko de Vorukh, donde estallaron los enfrentamientos el jueves, y las rivalidades se han acentuado por el acceso al agua.
Enfrentamientos recurrentes
Ambas partes se culparon mutuamente de los enfrentamientos.
El Comité de Seguridad Nacional de Kirguistán afirmó que Tayikistán había “provocado deliberadamente un conflicto” en ese punto de la frontera y acusó a su adversario de haber “instalado posiciones para efectuar tiros mortales”.
Ciudadanos kirguises, evacuados de los distritos fronterizos con Tayikistán tras los enfrentamientos a lo largo de la frontera, en un hotel en la ciudad de Batken, el 30 de abril de 2021© AFP .
Por su parte, el Consejo Nacional de Seguridad de Tayikistán acusó al ejército kirguís de haber abierto fuego contra las tropas tayikas “situadas en el sitio de distribución de agua de Golovnaya, aguas arriba, en el río Isfara”.
Tayikistán afirmó que la víspera estalló un conflicto entre civiles y que siete tayikos resultaron heridos cuando les lanzaron piedras.
En septiembre de 2019, varios tiroteos se saldaron con la muerte de tres guardas fronterizos tayikos y de un kirguís.
El dirigente tayiko Emomali Rahmon se reunió en julio de 2019 con el presidente kirguís de aquel entonces, Sooronbai Jeenbekov, y ambos protagonizaron un simbólico estrechón de manos en Isfara, en Tayikistán.
Pero estas negociaciones sobre la “delimitación de las fronteras nacionales” y la “prevención y resolución de conflictos fronterizos” no arrojaron ningún resultado.