En el marco de la “Movilización parcial” anunciada en septiembre pasado por el presidente, Vladímir Putin, ya se sumaron más de 200.000 ciudadanos para participar de la guerra en Ucrania, según informó el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu.

Declaró que el entrenamiento de las nuevas incorporaciones se llevará a cabo en campos de entrenamientos especiales y centros de formación. No se dieron detalles adicionales sobre el ejército recién movilizado.

Recordemos que este anuncio provocó protestas y la emigración de cientos de hombres que se encuentran en edad militar por el temor a ser reclutados. Por su parte, el Parlamento ruso introdujo enmiendas a la ley sobre el servicio militar para endurecer el castigo por el incumplimiento de los deberes del servicio militar