Cada 28 de julio la Iglesia católica celebra a San Pedro Poveda Castroverde, sacerdote, educador, escritor y fundador de la Institución Teresiana. El P. Poveda fue asesinado por odio a la fe en los días de la guerra civil española.

Humanista

Pedro José Luis Francisco Javier Poveda Castroverde nació en Linares, Jaén (España) el 3 de diciembre de 1874; ingresó al seminario de su ciudad natal y concluyó sus estudios en Guadix, lugar donde sería ordenado sacerdote en 1897.

La vida sacerdotal de San Pedro Poveda se caracterizó por su intenso trabajo humanista y pedagógico, tanto dedicado a la educación de los más necesitados como a la formación del laicado comprometido con los valores cristianos. Participó, asimismo, en la asistencia a los peregrinos de la Iglesia Colegial de Covadonga (Asturias) mientras ocupó allí, en 1906, el cargo de canónigo.

Extendiendo la cultura cristiana

A partir de 1911, el P. Poveda puso en marcha un proyecto interesantísimo: se dedicó a la fundación de academias y centros pedagógicos que posteriormente darían forma a lo que se conoce como la Institución Teresiana (de siglas I.T.).

La Institución Teresiana es una asociación internacional de profesionales laicos católicos dedicados a la promoción de centros educativos de distinto nivel (escolares y universitarios), centros culturales, centros de ayuda social y editoriales. La institución Teresiana cuenta con aprobación pontificia otorgada por el Papa Pio XI, el 11 de enero de 1924.

Sacerdote prudente y audaz, pacífico y abierto al diálogo con todas las posiciones, tuvo que enfrentar los aciagos tiempos de la guerra civil española, en cuyo marco se desarrolló una terrible persecución contra los católicos.

Primero que todo: sacerdote

El P. Poveda fue detenido el 27 de julio de 1936 en su casa en Madrid, ubicada en la calle Alameda Nº 8. Horas después, durante la madrugada del 28 de julio, entregaba la vida por causa de la fe; fue fusilado en el Cementerio de la Almudena.

“¡Soy sacerdote de Cristo!”, repitió con voz fuerte el santo, una y otra vez, a quienes lo detuvieron y llevaron al sacrificio.

San Pedro Poveda Castroverde fue canonizado por el Papa San Juan Pablo II el domingo 4 de mayo de 2003, durante la visita del Santo Padre a España.
Fuente: aciprensa.com