El Papa Francisco nombró al P. José María Avendaño Perea como Obispo auxiliar de la Diócesis de Getafe (España). Su madre falleció en 2015 y se encuentra en proceso de beatificación.

“Una madre está siempre pendiente de sus hijos y mi madre habrá intercedido”, dijo el nuevo Obispo durante una conferencia de prensa tras su nombramiento.

El prelado fue ordenado como sacerdote en 1987 y desde la creación de la diócesis a la que va a servir como Obispo auxiliar, desarrolló parte de su labor pastoral en la ciudad de Leganés, de la que fue arcipreste. Su madre se llamó Jorja Perea y la Iglesia estudia la posible intercesión en algunos casos de curaciones inexplicables de enfermedades.