Agentes de la Senad realizaron una incursión en la zona de Bella Vista Norte en un establecimiento rural donde hallaron alrededor de 5 hectáreas de plantación de marihuana. Según datos, pudieron destruir más de 16 toneladas de la droga y el soporte logístico utilizado en el lugar.

Los funcionarios operativos de la Senad encontraron tres campamentos en funcionamiento y en la zona, incautaron 1.500 kilos de marihuana que estaba expuesta para el secado correspondiente. Se estima que la producción desarticulada ha alcanzado la anulación de unos 16.500 kilos de la droga.