El cónsul paraguayo en Río de Janeiro, Hernando Arteta, confirmó en Café y Noticias que, de los 23 compatriotas rescatados de una tabacalera, 21 ya están con todos los papeles en forma para retornar.

Arteta dijo que la tabacalera era clandestina y está investigada por lavado, trata de personas y falsificación de marcas.

Los compatriotas una vez que llegaron a la tabacalera ya no tuvieron contacto con el mundo exterior. «Ellos solo comían y trabajaban en el lugar».

Finalmente señaló que uno de los compatriotas tiene problemas con la justicia del Estado de Paraná y será trasladado. Otro cuenta con una multa por no realizar su salida del país cuando en otra ocasión había viajado al país vecino.

Hernando Arteta