El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó el reclutamiento obligatorio para participar de la guerra en Ucrania. Esto provocó que cientos de personas, en su mayoría hombres, quieran huir del país.

Largas filas se forman en el lado ruso de la frontera con Kazajistán para tratar de cruzar hacia Petropavlosk y Uralsk. Este reclutamiento denominado por el Kremlin “movilización parcial” fue ordenado por Rusia desde el pasado 21 de septiembre.

“Voy a Uralsk para escapar de esta amenaza, mis conocidos ya fueron reclutados, yo todavía no. No quiero pelear, no quiero matar ni quiero que me maten”, dijo un joven que intenta salir del País. Ahora temen que se apruebe una ley que permita perseguir a quienes estén por ser convocados al frente.