El enfrentamiento en un jardín de infantes en la provincia de Jiangxi de China, dejó al menos tres personas muertas y seis resultaron heridas. Por su parte, la policía local señaló que el principal sospechoso está prófugo.

En los últimos años, China ha aumentado casos por apuñalamientos, teniendo en cuenta el acceso a las armas, que están estrictamente controladas, por ende los cuchillos han sido el arma más común utilizada en las atrocidades.