El Cardenal paraguayo Adalberto Martínez ofreció una misa el pasado sábado 24 de septiembre en la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza del Penal de Tacumbú, con motivo del día de la Virgen de la Merced, en donde los presidiarios tuvieron la oportunidad de presenciar la homilía del Cardenal.

Además, se ofreció una procesión en honor a la patrona de los privados de su libertad. Merced significa perdón, compasión y misericordia. Apunta a la misión que le encomendaron a la virgen, que era tener misericordia de los cristianos cautivos, motivo por el cual se la reconoce como la patrona de las cárceles e instituciones penitenciarias.