(ANSA) – En su primer discurso en la ONU el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que el Amazonas no es patrimonio de la humanidad, defendió la «soberanía» sobre esa región, y recibió elogios de Donald Trump y críticas por haber dejado una «pésima imagen». «Es una falacia decir que la Amazonia es patrimonio de la humanidad y es un equívoco la tesis de que nuestra floresta es el pulmón del mundo», destacó Bolsonaro.

«Valiéndose de esas falacias algún país en lugar de ayudar se embarcó en las mentiras de los medios y se portó de forma irrespetuosa con espíritu colonialista», sostuvo el ex militar brasileño, hoy jefe de estado, en una de las alusiones que analistas interpretaron como dirigidas al presidente francés Emmanuel Macron.

Enlace: https://cutt.ly/0w8M1fO