La Dra. María José Candia, síndica en el Consejo del Instituto de Previsión Social, dijo «no tener voz ni voto al momento de las reuniones», en relación a la compra de 150 auriculares a un valor aproximado de Gs. 2 millones cada uno.

Aseguró que el trabajo de los síndicos y su caso en particular, es la verificación de las licitaciones dentro del proceso regular. “Lo que hago es mirar y voy dando mi parecer, que solo son comentarios. Estamos nada más para escuchar lo que ocurre y cuando hay algo que llama la atención yo elevo un informe a mi jefe para canalizar a las direcciones pertinentes de la Contraloría”.

En otro momento, señaló que los consejeros tienen sus propios asesores y que, según ella, actúan dentro de la normativa legal.

Maria José Candia