El doctor Pio Alfieri director del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu recomendó que la temperatura externa e interna solo tengan una diferencia de 4 a 6°C, teniendo en cuenta que el aire muy frío podría afectar seriamente la vida de los niños y también la de los adultos.

Alfieri dijo que lo ideal siempre es tener una temperatura entre 22 a 24°C y que no es recomendable estar durante todo el día con el acondicionador de aire prendido.

En otro momento, dijo que la temperatura muy baja del acondicionador de aire puede llevar a las personas a un pico de hipertensión arterial.

El director del hospital Acosta Ñu también recordó el caso de la niña Wendy quien espera en forma urgente un donante de corazón que ayudará a salvar la vida de la menor, que se encuentra en una situación limite.

Dr. Pio Alfieri