Una escuela en la ciudad rusa de Izhevsk, fue escenario de tiroteos, dejando al menos 15 muertos, de los cuales 11 son niños y 4 adultos. Así lo comunicó el Comité de Investigación de Rusia. Informaron que el atacante portaba un casco y dos armas de fuego. Posterior al ataque se suicidó.

Hasta el momento, las autoridades estatales establecieron que 39 personas resultaron heridas. Por otra parte, indicaron que el atacante era un residente local y que fue alumno de la escuela en donde ocurrió el hecho.

Además, mencionaron que el hombre probablemente pertenecía a una organización o grupo neofascista. El presidente de Rusia, Vladímir Putin envió sus condolencias a las víctimas, según un comunicado del kremlin.