Un avión de Air Canada se vio obligado a un aterrizaje de emergencia este lunes en el aeropuerto de Madrid, del que había salido horas antes, tras un problema en el motor, indicaron la aerolínea y las autoridades.

El avión, que cubría el vuelo AC837 entre Madrid y Toronto, había salido de la capital española al principio de la tarde y aterrizó sobre las 19H10 (18H10 GMT) «sin incidencias», indicó en su cuenta de Twitter Enaire, el gestor español de navegación aérea.

Antes de poder aterrizar, el avión, un Boeing 767-300 con 128 pasajeros a bordo, pasó casi cinco horas volando cerca de Madrid para quemar parte de su carburante y aligerar peso.

Air Canada había indicado a AFP que el avión «tuvo un problema de motor poco después del despegue», y que se le reventó en ese mismo momento uno de los diez neumáticos que tiene el modelo.

«El aparato ha decidido dar media vuelta para regresar a Madrid. Actualmente está volando en círculos para quemar carburante y aligerar su peso, con vistas a un aterrizaje» de emergencia seguro, agregó la compañía antes del regreso de la nave al aeropuerto madrileño.

El ministerio de Defensa español comentó a AFP que un caza F-18 había salido en busca del aparato de Air Canada, para «verificar» el estado del tren de aterrizaje.

Como parte del dispositivo, los servicios de emergencia de Madrid y los bomberos fueron «desplegados», Igualmente asistió al aeropuerto de Barajas el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

El aeropuerto madrileño ya sufrió un primer incidente este lunes a mediodía, cuando tuvo que suspender operaciones temporalmente por la presunta presencia de drones.

Un total de 26 vuelos tuvieron que ser desviados, según Aena.
Fuente: AFP