Una persona murió y otras dos resultaron heridas tras recibir disparos en Kenosha el martes por la noche, según la prensa estadounidense, en la tercera noche de protestas antirracistas en esta localidad en el norte de Estados Unidos.

Imágenes en las redes sociales mostraban a gente corriendo por las calles de Kenosha cuando se oían disparos, mientras que en otros videos se veía a un hombre que yacía en la acera.

David Beth, sheriff en el condado de Kenosha (estado de Wisconsin), afirmó que tres personas recibieron disparos y una de ellas murió, según el New York Times.

Este tiroteo se produjo mientras en Kenosha se manifestaban por tercera noche consecutiva centenares de personas contra la muerte del afroamericano Jacob Blake, que perdió la vida tras recibir siete disparos por parte de un agente blanco del cuerpo de policía local.

Las imágenes grabadas con móviles mostraron a Blake, de 29 años, perseguido por dos policías que lo balearon a quemarropa cuando entraba a su auto, donde estaban sus tres hijos. Un trágico deceso que recordó la muerte de George Floyd en mayo.

Al menos un grupo reducido de hombres blancos ostensiblemente armados se encontraban el martes por la noche en Kenosha.

El New York Times informó que la policía investigaba si los tiroteos del martes por la noche «se debieron a un conflicto entre una milicia que vigilaba una gasolinera y manifestantes».

Un periodista de la AFP vio el martes a varios civiles armados por las calles de Kenosha, mientras que en la localidad solo había una reducida presencia policial cerca del tribunal de justicia.

Durante las protestas, también se produjeron enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, que lanzaron fuegos de artificio a las fuerzas de seguridad que respondieron con balas de goma.
Fuente: AFP