El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viajará este fin de semana a Nueva Jersey y no respetará la cuarentena vigente en el estado para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus porque «no es un civil».

«El presidente de Estados Unidos no es un civil. Todo aquel que está cercano a él, incluido su equipo, invitados y prensa se han sometido a la prueba diagnóstica de la COVID-19y han confirmado ser negativas», ha indicado el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado recogido por la cadena de televisión CNN.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, ha impuesto una cuarentena para las personas no oriundas del estado que hayan viajado recientemente a los denominados ‘puntos calientes’ de la pandemia en Estados Unidos, al igual que Connecticut y Nueva York. La cuarentena debe durar 14 días, so pena de multa.

En el caso de Trump, que visitará un club de golf, tendría que someterse al aislamiento porque viajó a Arizona el martes, uno de los estados señalados por Nueva Jersey por la cantidad de casos de la COVID-19 que registra. En este contexto, la Casa Blanca ha precisado que, durante la visita del presidente norteamericano a Arizona, se siguieron las recomendaciones pertinentes para evitar eventuales contagios de coronavirus.

Trump, un «Trabajador esencial»

El gobernador de Nueva Jersey ha asegurado este miércoles en declaraciones a la CNN que «el presidente de Estados Unidos es un trabajador esencial» y que «la gente a su alrededor se hace pruebas todo el tiempo».

«Creo que el punto más importante aquí es que queremos que la gente sea realmente responsable en términos de pensar no sólo en ellos mismos, sino en su familia y comunidades», ha aseverado. «Hemos derrotado este virus en Nueva Jersey con una enorme pérdida de vidas. Hemos pasado por un infierno y no queremos pasar por un infierno otra vez«, ha agregado.

Según el Departamento de Salud de Nueva Jersey, en el estado se han contabilizado un total de 169.892 casos de coronavirus, incluidas 12.995 muertes. Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del mundo, ya que ha registrado más de 2,3 millones de contagios y casi 122.000 fallecidos.
Fuente: 20minutos.es