El arquero de Guaraní, Gaspar Servio, habló sobre su polémica actuación en el juego ante Cerro Portero. El golero no se guardó nada y tiroteó contra el presidente del club, Juan Alberto “Toti” Acosta.“Yo fallé, tuve ese error, me siento culpable del error que cometí, por salí a dar la cara y pedir disculpas”, comenzó diciendo, en el mismo día en que el titular aurinegro aseguró que “no hay ambiente” para que el argentino siga en el club.“Habrá otra gente que decide protegerse y es la gente que está ahí en el club y toma decisiones, cuando yo estaba bien trataban de usarme como escudo para las cosas que estaban haciendo y ahora necesitan un culpable, como necesitaron en tiempos anteriores, porque yo tuve compañeros que se han ido de mala manera, técnicos que se han ido de mala manera, pero bueno, hoy es más fácil pisarme a mí y salvarse ellos de los errores que cometieron”, continuó en conversación con la 730 AM.Sobre los dichos de Acosta, manifestó que si era por el “ambiente” él no debería ser el presidente de la institución.Entre otras cosas, reconoció que está en el ojo de la tormenta debido a la “última imagen”, sin embargo recordó que en otros momentos fue ovacionado.“Yo quiero hacer un bien para el equipo y tratar de perder tiempo o de no perder un jugador en la pelota parada, después el árbitro toma la decisión de expulsarme”, dijo sobre la jugada de la expulsión, para luego asegurar que el árbitro no estaba capacitado para dirigir tan crucial encuentro.“El campeonato no se perdió la última fecha, se perdió cuando Guaraní salió a disputarse con Cerro, vos con un equipo grande no te podés salir a pelear y más por un festejo de un arquero, fue infantil lo que hizo en ese momento Guaraní”, lanzó. Afirmó que por estas cosas hubo una “devolución en silencio”.“Y ahora el presidente decide seguir tapándose conmigo y con los árbitros y con la APF y con Cerro y él nunca tiene la culpa de nada”, atizó.Continuó afirmando que jugadores y técnicos salen peleados con el presidente del club y que a él le adeudan varios meses de salario y solo se le pagó una cuota de las seis de la compra de su pase.Afirmó que volverá a presentarse en el club el 3 de enero, porque le restan dos años de contrato y que respetará lo firmado.