La senadora Esperanza Martínez mencionó que a pesar del pedido del Congreso de suspender el acuerdo entre la Conajzar y una empresa, esta última sigue operando.La senadora Esperanza Martínez, del Frente Guasu, mencionó que la empresa iCrop continúa operando a pesar del pedido de suspensión por parte del Senado del acuerdo firmado con la Conajzar.La legisladora mencionó que se enteró de la situación, pues personas que tienen negocios pequeños denunciaron la falta de control por parte de los municipios, ya que varias de las máquinas se encuentran en lugares abiertos, donde adolescentes y niños tienen acceso, promoviendo así las adicciones a edad temprana. Aclaró que muchos de estos propietarios se encuentran en la clandestinidad.Indicó que el acuerdo entre la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) y la empresa permite que esta última registre y explote los juegos de azar, con las funciones que en realidad le corresponden a la institución estatal.Martínez agregó que aparentemente la firma tiene tan solo un año de experiencia y no cuenta con un lugar específico de residencia.“Sin embargo, se les ha dado esta atribución en un país donde el lavado de dinero y donde la necesidad de lavar dinero por una serie de negocios ilícitos que sabemos no necesito nombrarlos, está en el día a día de nuestra situación social y económica, resulta que no hay ningún control de la Seprelad, no hay control de ningún lado y si esto no se investiga, lo más probable es que termine siendo en una gran pantalla de lavado de dinero”, expresó la senadora en contacto con ABC TV.Señaló que según los conteos, en el país se estarían explotando unas 150.000 máquinas, cantidad muy elevada considerando la población del país.Mire los detalles abajo.