El cardenal Semeraro propuso al Papa Francisco aceptar el dictamen afirmativo del pleno de la Congregación para las Causas de los Santos sobre la concesión del título de Doctor de la Iglesia Universal a San Ireneo, Obispo de Lyon. Igualmente, durante la audiencia entre ambos celebrada esta mañana en el Vaticano, el Pontífice autorizó el reconocimiento de las virtudes heroicas a tres Siervos de Dios: Monseñor Francesco Saverio Toppi, María Teresa De Vincenti y Gabriella Borgarino.

Ciudad del Vaticano

Tal como informa un comunicado emitido este 20 de enero por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, esta mañana el Cardenal Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, propuso al Papa Francisco durante su audiencia privada, que aceptara el dictamen afirmativo de la Sesión Plenaria de los Cardenales y Obispos miembros del mismo Dicasterio, sobre la concesión del título de Doctor de la Iglesia Universal a San Ireneo, Obispo de Lyon, que probablemente nació en Esmirna (actual Turquía) entre el año 130 y el 140 y murió en Lyon (Francia) en el 202.

Promulgación de Decretos

En la misma Audiencia -continúa el comunicado- el Santo Padre autorizó a la misma Congregación a promulgar Decretos relativos a:

– Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Francesco Saverio Toppi, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, Arzobispo Prelado de Pompeya o de la Santísima Virgen del Santísimo Rosario; nacido el 26 de junio de 1925 en Brusciano (Italia) y fallecido el 2 de abril de 2007 en Nola (Italia).

– Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios María Teresa De Vincenti (al siglo Raffaella), Fundadora de la Congregación de las Pequeñas Obreras de los Sagrados Corazones; nacida el 1 de mayo de 1872 en Acri (Italia) y fallecida allí el 23 de noviembre de 1936.

– Y las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Gabriella Borgarino (al siglo Teresa), de la Compañía de las Hijas de la Caridad; nacida el 2 de septiembre de 1880 en Boves (Italia) y fallecida el 1 de enero de 1949 en Luserna (Italia).