El ataque fue dado a conocer por el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky. En este bombardeo 25 personas murieron y unas 31 resultaron heridas en el ataque ruso a una estación ferroviaria en el centro mismo de Ucrania.

El ataque fue coincidente con el Día de la Independencia de Ucrania, que en 1991 se separó de la Unión Soviética, y justo cuando se cumplían 6 meses del inicio de la invasión de Rusia, que inicio en la madrugada del 24 de febrero.