El Monseñor Adalberto Martínez Flores, que en horas de la noche estaría llegando a Roma para ser creado nuevo Cardenal por el Papa Francisco, antes de partir al viejo continente compartió con Radio Cáritas que lleva consigo algo muy especial.

Se trata de la reliquia de Chiquitunga, a quién describió de la siguiente manera. “María Felicia es un ejemplo de joven paraguaya laica, consagrada que puede ser modelo de santidad. Esta reliquia dice mucho de ella. Es un símbolo de lo que significó en tierra”, agregó el Mons. Adalberto Martínez Flores.