El esloveno Primoz Roglic, gran favorito para el triplete luego de sus victorias en 2019 y 2020, conquistó este sábado la primera etapa de la Vuelta a España 2021, una contrarreloj en Burgos, y se enfundó así el primer maillot rojo de líder de la general. Roglic finalizó con seis segundos menos que el corredor vasco del Astana Alex Aramburu al término de una etapa de 7,1 kilómetros con una sola dificultad (Alto del Castillo; 2,1 kilómetros al 3,4%).
Al igual que el año pasado, cuando se impuso en una etapa en línea en Arrate, Roglic (Jumbo-Visma) tomó el mando de la Vuelta desde la primera etapa y asumió su condición de favorito para la victoria final.
“Estoy muy contento con mi contrarreloj, fue suficiente. Eran sólo 7 kilómetros, cierto, pero eran muy duros”, analizó Roglic, sonriente al final de la etapa, en declaraciones a Televisión Española (TVE).
“Era todo a fondo, desde la salida hasta la llegada. Había que subir rápido, bajar rápido, y darle fuerte a los pedales. Veremos si me quedo con el maillot rojo durante toda la carrera, ya es un comienzo muy bonito. Voy a disfrutarlo, y veremos en los próximos días”, dijo el esloveno.
Bernal detrás de Carapaz
Flamante campeón olímpico de contrarreloj a pies del monte Fuji en Japón, Roglic llega a la Vuelta con la ambición de hacer olvidar su Tour de Francia prematuramente finalizado con su abandono en la 9ª etapa, y de agrandar su leyenda al convertirse en el tercer corredor en ganar tres ediciones consecutivas de la Vuelta tras Roberto Heras (2003, 2004, 2005) y el suizo Tony Rominger (1992, 1993, 1994).
En caso de coronarse en tres semanas en Santiago de Compostela igualaría en número de triunfos con el propio Rominger y Alberto Contador (2008, 2012 y 2014), quedando a un sólo del plusmarquista Heras.
El ecuatoriano Richard Carapaz, campeón olímpico de ciclismo en ruta en Tokio, fue 35º, dejándose 25 segundos respecto al ganador del día. Su compañero colombiano Egan Bernal fue 46º, a 27 segundos de Roglic. El colombiano mantiene intactas sus aspiraciones de convertirse en el ganador más joven de las tres grandes vueltas.
El español Enric Mas (Movistar), que terminó 5º en la general de la Vuelta del año pasado y también es candidato a la título este año, concluyó esta primera etapa con un buen tiempo, 15º a 18 segundos del vencedor, superando por tres segundos a su compañero de equipo colombiano Miguel Ángel López.
El domingo, la segunda etapa contará con un perfil llano en los 166,7 kilómetros entre Caleruega y Burgos, que celebra el octavo centenario de su catedral. Un recorrido que hace que los esprínteres afilen los colmillos.