Desconocidos ingresaron a una vivienda, ubicada en el km 21 de Capiatá, de donde se llevaron un balón de oxígeno que pertenecía a un niño, de 12 años, que sufre de epilepsia y un cuadro de parálisis.Una mujer fue hasta el Hospital del Instituto de Previsión Social de Capiatá a realizar una consulta con su hijo, de 12 años que sufre de epilepsia y un cuadro de parálisis.Mientras estaban en el centro asistencial, unos desconocidos ingresaron a la vivienda y se alzaron con el balón de oxígeno del niño.El pequeño fue hasta el IPS a consultar, debido a que tenía síntomas, aparentemente, de Covid-19 por lo que debía realizarse algunos estudios.El perjuicio para la familia supera los G. 3.000.000, ya que además se llevaron un aspirador, que también utilizaba el pequeño.La madre del pequeño resaltó que si bien ya logró conseguir un balón de oxígeno prestado, el pequeño necesita uno propio por lo que acude a la solidaridad de la ciudadanía para que pueda adquirir uno nuevo.En ese sentido, quienes quieran ayudar al niño pueden comunicarse con la madre del pequeño al (0976)155909, informó C9N.Más detalles en el video