Las lluvias caídas en algunas zonas, aplaco en forma muy puntual, pero la situación cada vez se va complicando más teniendo en cuenta los 280 focos de incendios registrados esta mañana, según el Capitán Darío Pérez, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay.

La preocupación se centra en el Mbaracayú, explicó el bombero forestal porque “es una reserva muy importante”, y generalmente los ciudadanos aprovechan este momento para iniciar el fuego.

La única solución para los cansados bomberos es la llegada de una buena lluvia en todo el país y que definitivamente ayude a apagar por completo las llamas.

Dario Pérez