La Iglesia en República Dominicana ha inaugurado el Año Jubilar Altagraciano. Monseñor Ghaleb Bader, nuncio apostólico, hizo el anuncio de la indulgencia plenaria a los peregrinos, toda vez que, cumpliendo con las debidas condiciones, crucen las Puertas de Gracia y Misericordia de los santuarios y templos escogidos en las Diócesis para este fin por el Año Jubilar.

Este 15 de agosto, en la Solemnidad de la Asunción de María, y en ocasión del centenario de la coronacióncanónica de Nuestra Señora de la Altagracia, con misas presididas por los obispos en santuarios y templos marianos en todas las Diócesis del país, la Iglesia en República Dominicana ha inaugurado el Año Jubilar Altagraciano.

Tal como informa la Oficina de Prensa del Consejo Episcopal Latinoamericano, Monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo emérito de San Juan de la Maguana y presidente de la Comisión Nacional Organizadora del Centenario, “confirmar el pacto de reencuentro con la Virgen, dinamizar la fe de los dominicanos y lograr una fuerte convivencia nacional”, es el objetivo de este Año Jubilar. Para acompañar el camino jubilar, fueron bendecidas 12 réplicas de la imagen de la Virgen de la Altagracia y cedidas al Instituto Nacional de Pastoral para ser entregadas en el XXXIX Encuentro Nacional de Pastoral, a fin de que peregrinen en todas las Diócesis.

Indulgencia plenaria a los peregrinos

Luego de la Eucaristía central, en la Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia Monseñor Ghaleb Bader, nuncio apostólico, hizo el anuncio de la indulgencia plenaria a los peregrinos, toda vez que, cumpliendo con las debidas condiciones, crucen las Puertas de Gracia y Misericordia de los santuarios y templos escogidos en las Diócesis para este fin por el Año Jubilar.

Monseñor Jesús Castro, obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey, pidió un minuto de silencio para orar, por la intercesión de la Virgen de la Altagracia, por la República de Haití, a causa del terremoto ocurrido el sábado 14 agosto.

Durante el Año Jubilar Altagraciano se realizarán diversas actividades coordinadas por la Comisión Nacional Organizadora, entre ellas: la develación de una placa conmemorativa en la Puerta del Conde, la difusión de video en honor a la Virgen de la Altagracia grabado en Roma y El Vaticano, y la celebración de Eucaristías presididas por los obispos los 21 de cada mes dedicadas a Nuestra Señora de la Altagracia.

Puertas de Gracia y Misericordia

Informa aún el Celam que las puertas santas por diócesis son: en la Arquidiócesis de Santo Domingo, Santuario Arquidiocesano Nuestra Señora de la Altagracia; en la Diócesis de Baní, Catedral Ntra. Sra. de Regla, Parroquia Ntra. Sra. de la Consolación en San Cristóbal y Parroquia San José en Ocoa. En la Diócesis de Barahona, Santuario Diocesano-Parroquia La Altagracia del Municipio de Paraíso; en la Diócesis de Ntra. Sra. de la Altagracia en Higüey, la Basílica de Higüey; en la Diócesis de San Juan de la Maguana, Parroquias Ntra. Sra. de la Altagracia en Las Yayas de Azua, Altagracia de Juan de Herrera y Santa Lucía de Las Matas de Farfán; en la Diócesis de San Pedro de Macorís, Catedral San Pedro Apóstol.

Asimismo, en la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, Parroquia Santuario Nuestra Señora de la Altagracia, Calle el Sol; en la Diócesis de La Vega, Santuario Nacional Nuestra Señora de las Mercedes, Santo Cerro.

Finalmente, en la Diócesis de Mao-Montecristi, Santuario Diocesano Nuestra Señora de la Altagracia, Loma de Cabrera; en la Diócesis de Puerto Plata, Catedral San Felipe Apóstol; en la Diócesis de San Francisco de Macorís, Santuario Diocesano Nuestra Señora de la Altagracia, Nagua; y en la Diócesis Castrense, Parroquia La Altagracia en el Ministerio de Defensa.