Cerca de la plaza céntrica de Venecia está La Chiesa del Gesù (La Iglesia de Jesús), la primera iglesia jesuítica construida en Roma entre el 1568 y 1584. Fue decorada hasta el siglo XVII con exquisito estilo barroco. En el templo descansan los restos de San Ignacio de Loyola, su capilla es considerada una de las maravillas del arte moderno.

Es aquí, en Roma, inmediaciones del Vaticano, donde el domingo 28 de agosto, el creado Cardenal paraguayo, Arzobispo Adalberto Martínez Flores, celebrará su primera Misa con la investidura «escarlata», la birreta y anillo cardenalicio. Estará acompañado de todos los sacerdotes que viajaron en la comitiva. Y será un acto litúrgico para con todos los paraguayos que se encuentran por Roma.