La casa familiar de alta costura, que viste al clero romano desde 1793, toma las medidas del Arzobispo Adalberto Martínez, para lo que será el traje a medida con el que será creado Cardenal este sábado 27 de agosto. Es la primera vez que un alto representante de la iglesia paraguaya ordena un traje rojo “escarlata” de cardenal en todos los siglos de vida de la Iglesia Católica.

Prendas que van desde medias hasta casullas para el clero. Literalmente “hacen su agosto” porque mientras la mayoría de los comercios están cerrados por vacaciones, ellos visten a los cardenales por lo que redoblan las horas de trabajo.

En estos más de 200 años la sastrería, a metros de la Plaza Minerva, donde está el Panteón, mantiene su estilo y sus escasas dimensiones de unos 50 metros cuadrados.

La sastrería de los papas como es conocida, la tarea de la familia Gammarelli al ser especialistas en la moda de los trajes, hechos a mano para los sucesivos pontífices. Estas confecciones pueden rondar entre 2500 a 5000 euros, dependiendo del pedido del usuario.