ACI PRENSA.

La Piscina de Siloé, el lugar donde Jesús le devolvió la vista a un ciego de nacimiento, será abierta por primera vez al público para ser visitada por fieles de todo el mundo.

La Autoridad de Antigüedades de Israel, la Autoridad de Parques Nacionales de Israel y la Fundación Ciudad de David anunciaron el inicio de las excavaciones que permitirán la pronta exposición de la totalidad de la Piscina de Siloé.

Los visitantes podrán apreciar la etapa de excavaciones del estanque que, en los próximos meses, formará parte de la ruta turística desde la Ciudad de David hasta el Muro Occidental de Jerusalén.

Según el Antiguo Testamento, la Piscina de Siloé fue construida durante el reinado del rey Ezequías (2 Reyes 20,20).

En este lugar ocurrió uno de los milagros más célebres realizados por Nuestro Señor Jesucristo.

Después de que Jesús untara los ojos de un ciego con barro y saliva, lo envió a lavarse a la Piscina de Siloé. Allí, el hombre recuperó la vista (Juan 9,1-7).

En 1980, los arqueólogos encontraron los primeros indicios de la ubicación de este célebre sitio bíblico. Sin embargo, tuvieron que esperar hasta el 2005 para confirmar oficialmente su redescubrimiento.

“Se calcula que la Piscina de Siloé pasó por varias fases de construcción, y que en su momento de mayor esplendor estaba pavimentada con finas losas y alcanzaba un máximo de 5000 metros cuadrados”, explicaron los expertos.

El alcalde de Jerusalén, Moshe Lion, destacó que «el Estanque de Siloé, en el Parque Nacional de la Ciudad de David de Jerusalén, es un lugar de importancia histórica, nacional e internacional”.

“Tras muchos años de expectación, pronto empezaremos a descubrir este importante lugar y lo haremos accesible a los millones de visitantes y turistas que llegan a Jerusalén cada año”, dijo el alcalde.