La Asociación de Padres de Bebés Prematuros del Paraguay solicitó una audiencia al ministro de Salud, Julio Borba, a fin de presentar el Proyecto de Integración de la Inmunización a los Bebés Prematuros al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) para el 2022.Con esta iniciativa se busca que se incluya la vacunación con palivizumab en los establecimientos de salud pública de todo el país dependientes del Ministerio de Salud para la población de riesgo, con el objetivo de que más familias puedan ser parte de los programas vigentes y que esta campaña se fije dentro del calendario general de inmunizaciones pediátricas.Evelyn González, fundadora y presidenta de la Asociación de Padres de Bebés Prematuros Paraguay, presentó el pedido de audiencia en una nota formal el pasado 7 de enero.“Como asociación acompañamos los programas de inmunización de bebés prematuros tanto en los centros de atención dependientes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) como en el Instituto de Previsión Social (IPS)”, señaló.Explicó que la campaña 2021 fue un éxito, debido a que por primera vez se cumplieron con las cinco dosis recomendadas por los expertos para los bebés prematuros y que más de 200 niños y niñas fueron beneficiados con la inmunización.En ese contexto, piden a las autoridades de Salud dar un paso más en la política de cuidados para los niños que nacieron prematuramente.“Para ello, le solicitamos una audiencia, que tiene como fin exponer los argumentos que nos llevaron como asociación a trabajar el Proyecto de Integración de la Inmunización a los Bebés Prematuros al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)”, agregó.De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud, en Paraguay se registran alrededor de 10.000 nacimientos prematuros al año, y en el 2021 hubo un incremento del 10 % con relación al año anterior.Cabe mencionar que los recién nacidos prematuros necesitan contar con asistencia y seguimiento sanitario para garantizar su desarrollo integral.