La Dra. Elena Candia, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Infectología, dijo que hay varios indicadores para medir la situación del país en cuanto al coronavirus. Por ejemplo, la situación de ocupación de camas, no se actualiza hace dos semanas.

Hoy no hay camas de terapia intensiva libres en los hospitales de referencia y las camas de sala intermedia están con una ocupación del 80%. “Hay hospitales que no son de referencia con pacientes Covid-19, que están teniendo que habilitar salas con respiratorios”. Sobre la calidad y la capacidad del Ministerio de Salud para hacer pruebas, “primero no abastecían y luego entregaban resultados tardíos. Esto sirve para registrar, pero no para ayudar a contener la propagación del virus”.

Hacer una estimación en base al número de casos diarios y con ese único indicador decir que estamos en una meseta, “es totalmente irreal”. Se arriesgó a decir “que se está diagnosticando menos del 10 % de la cantidad de infecciones”. Cuando para enfrentar la pandemia es importante contar con la tasa de positividad. “Paraguay está teniendo una tasa de positividad del 15 %, que es muy alto y quiere decir que no hay una suficiente cantidad de testeo. La recomendación es mantener una tasa debajo del 5 %”.

Ahora no se tienen datos de los casos sin nexo “y es muy importante tener una idea, porque cuando aumenta la cantidad de casos sin nexo, el virus se está propagando sin control”. En estas condiciones, el rastreo de casos se hace mucho más difícil. Finalmente mencionó que “cuantas más infecciones indefectiblemente van a haber más muertes. Porque esa infección va a llegar a los pacientes con comorbilidad y vulnerabilidad, el personal esencial que es el de blanco. Y las camas de internación a la fecha ya están rebasados”.