Las oraciones y sentimientos del Pontífice muy cernos a la población de las Islas de Tonga goleados por el volcán submarino.

Johan Pacheco – Ciudad del Vaticano

El Santo Padre realizó en la audiencia de este miércoles un llamado especial a rezar por los habitantes de las Islas de Tonga que fueron golpeados el pasado 15 de enero por la erupción de un volcán submarino, causando graves daños.

“Mi pensamiento va a la población de las Islas de Tonga, golpeadas en los días pasados por la erupción del volcán submarino que ha causado grandes daños materiales”, dijo.

El Papa manifestó su cercanía espiritual en este momento de dificultad, y exhortó a elevar oraciones por las personas afectadas.

“Estoy espiritualmente cerca de todas las personas probadas, implorando de Dios el alivio por su sufrimiento. Invito a todos a unirse a mí en la oración por estos hermanos y hermanas”.

Catequesis sobre San José

Durante la catequesis de este día el Pontífice reflexionó sobre “San José como padre de la ternura”.

Recordando también que “Jesús usaba con frecuencia la palabra ‘padre’ para hablar de Dios y de la ternura con que nos ama. Y es hermoso pensar que el primero en transmitir a Jesús esta realidad haya sido José, que lo amó con corazón de padre”.