El Papa Francisco afirmó esta mañana que las ferias internacionales pueden colaborar a generar una economía global más justa y humana, teniendo como marco el bien común y el desarrollo integral de las personas.

Así lo indicó el Santo Padre en su discurso a los participantes de la Cumbre Global de la Unión de Ferias Internacionales (UFI) que se realiza del 5 al 7 de febrero en Roma.

“Como líderes del sector de ferias y las grandes exposiciones comerciales, están reunidos aquí no solo como profesionales de la organización sino porque buscan mediante su trabajo contribuir a una economía global más justa y humana”, dijo Francisco en su discurso, según informa la Sala de Prensa del Vaticano.

“En nuestro mundo siempre más ‘cercano’ nos hacemos cada vez más conscientes de que los diversos aspectos de nuestra vida y nuestras actividades, incluidos los sociales, culturales y ecológicos, están entre ellos estrechamente relacionados”, continuó.

El Papa dijo a los presentes que “en el caso de su campo profesional, podemos ver que las ferias y las exposiciones no solo tienen efectos positivos en las economías regionales y en los mercados del trabajo, sino que además ofrecen también significativas oportunidades para mostrar al mundo la rica diversidad y belleza de las culturas y los ecosistemas locales”.

De modo particular, indicó el Papa Francisco, “las exposiciones internacionales contribuyen al crecimiento de una cultura del encuentro que refuerza los lazos de solidaridad y favorece el enriquecimiento recíproco entre los miembros de la familia humana. Su trabajo tiene entonces una dimensión que lo trasciende”.

“Como servicio al bien común debería promover la inclusión, el cuidado de la casa común y el desarrollo integral de los individuos y los pueblos”, precisó. “Estas preocupaciones éticas no son secundarias sino esenciales para construir una economía en la que las ganancias financieras no sean la única variable para medir el éxito”, agregó el Pontífice.

El Santo Padre dijo luego que “las ferias que sostengan la economía del territorio, involucren su fuerza-trabajo, den valor y relevancia a la cultura y respeten escrupulosamente su ecología humana y ambiental, al final tendrán más éxito y renombre”.

Francisco señaló finalmente que las ferias y las exposiciones internacionales están siempre en capacidad de “crear una red de buenas relaciones humanas, capaces de durar más allá del evento mismo” para ponerse al “servicio del bien común y del desarrollo integral”.
Fuente: aciprensa.com