“El Papa emérito logró descansar bien anoche, está absolutamente lúcido y vigil y hoy, aunque su condición permanece grave, la situación por el momento es estable”, declaró el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni sobre la salud de Benedicto XVI.

“El Papa Francisco renueva su invitación a rezar por él y a acompañarle en estas horas difíciles”, comunicó también Bruni.