El Padre Nerys Vega, Comisario Principal retirado y Capellán de la Comandancia de la Policía Nacional, recordó que la figura del capellán castrense en el Paraguay viene de la época de la Guerra Grande, donde los sacerdotes acompañaban a las tropas, celebraban misas y sus homilías y prédicas antes de las batallas, daban aliento y elevaba la moral de la tropa. “Alrededor de 110 capellanes sirvieron durante la Guerra Grande y de esos cerca de 80 murieron, entre ejecuciones y en el campo de batalla”.

En el año 1960 el Estado Paraguayo y la Santa Sede firman un convenio donde se acuerda la asistencia de sacerdotes a las unidades militares y “con el paso de los años en unidades policiales, los capellanes obtuvieron grados y jerarquía dentro de las filas uniformadas, lo cual hizo que los uniformados vean a los capellanes como un camarada más”. Esto fue ratificado por otro con otro convenio entre el Vaticano y el Paraguay en el año 2002. La figura del capellán fue reglamentada durante el gobierno del ex presidente Horacio Cartes.

Frases del Padre Vega, en el programa “La Misión se hace Radio” por la FM OnLine

* “Un Policía debe ser un hombre de FE”.

* “Soy el único Capellán egresado como oficial de la Academia de Policía”.

* “Primero fui cadete, oficial y después de 4 años como oficial de policía ingresé al seminario”.

* “Ser Policía es un discipulado”.

* “El Policía renuncia a cosas legítimas, dejan familia, cumpleaños, navidad…”.

Al ser sacerdote y oficial en situación de retiro, dijo: “El pastor tiene que defender a su rebaño”.