Olimpia, el equipo más ganador del fútbol paraguayo, sigue coleccionando copas y este domingo conquistó el torneo Clausura 2019, el cuarto de forma consecutiva y el número 44 en toda su historia. ¡Salud, tetracampeón!

Olimpia sigue demostrando con éxitos por qué es el mejor equipo de nuestro país y este domingo logró consagrarse tetracampeón del fútbol paraguayo tras sortear un 2-0 ante un duro Guaraní, empatar el juego y levantar el título del torneo Clausura 2019.

Claudio Aquino y Guillermo Benítez convirtieron los tantos para la visita, mientras que Roque Santa Cruz fue una vez más el héroe haciendo los goles del Decano.

El partido. Olimpia comenzó con buen ritmo, motivado por la posibilidad de gritar campeón y tuvo una de las primeras situaciones con Erik López, quien recibió un balón dentro del área, definió pese a la marca y su tiro fue a pegar en el exterior de la red.

El Franjeado siguió buscando, consiguiendo armar sobre los 10’ una excelente jugada colectiva con Alejandro Silva quien tras una gran corrida, ingresó al área y puso el gol en bandeja a Roque Santa Cruz que en esta ocasión apostó a la violencia antes que la colocación, permitiendo la reacción del golero uruguayo Jorge Bava.

Guaraní caminó por la cornisa por esos pasajes desorientado e impreciso, pero pasados los 20 minutos comenzó a cerrar las líneas y a contener los ataques franjeados. Ordenado, el Indio esperó y cortó el trabajo de los ofensivos franjeados.

Después de varios minutos, sobre los 33’, el conjunto de Daniel Garnero consiguió filtrar un balón para Ale Silva, que cerca de la esquina derecha mandó el centro al área para el juvenil Erik López que conectó de cabeza sin la fortuna de poner el esférico al fondo de la red.

En los últimos minutos de la primera fracción Guaraní se animó a atacar, sin claridad por esos momentos, pero la situación cambió al filo de los 44 cuando Rodney Redes consiguió escaparse por el costado derecho, luego metió el pase retrasado para Claudio Aquino quien sacó un zapatazo que se desvió en José Leguizamón y terminó engañando al golero Aguilar.

En el complemento, Olimpia se descuidó en su intento de igualar el marcador sufriendo otro golpe a los 49’ por intermedio de Guillermo Benítez. El jugador legendario quedó mano a mano con Aguilar tras una pared con Fernando Fernández y ante la salida del golero decano, definió con categoría, por encima de este, para el 2-0.

El segundo tanto de Guaraní sembró el estupor en Para Uno y eso se vio en el equipo que buscaba más con más garra que fútbol reducir las diferencias en el marcador. La situación mejoró con los ingresos de Néstor Camacho y Tabaré Viudez, quienes dieron otra dinámica al cuadro de Garnero.

Olimpia volvió a meterse en el partido sobre los 60 minutos con el descuento de Roque Santa Cruz, quien estuvo en el lugar preciso para empujar el pase gol de Miguel Samudio. El lateral izquierdo partió habilitado para recibir el pase de Viudez, esperó la salida del portero Bava y luego sirvió el balón para el legendario ariete que puso el 2-1.

Este tanto fue un aliciente gigantesco para el Franjeado que presionaba con fuerza para alcanzar la paridad y liquidar ya el campeonato en esta jornada. Sin embargo, el Aborigen resistía como podía, apoyado principalmente en la figura de su arquero.

Gustavo Costas puso en campo a José Ortigoza para renovar su delantera y a poco de su ingreso estuvo cerca de marcar el tercero legendario. El futbolista dominó una habilitación de Iván Ramírez, eludió a Aguilar, pero este último consiguió reaccionar a tiempo y evitar otra caída de su pórtico.

La recta final fue intensa, dramática y el esfuerzo franjeado valió la alegría ya que a los 92′ apareció su gran figura Roque Santa Cruz para hacer la igualdad y desatar la locura en el Manuel Ferreira.

Así Olimpia logró el punto que necesitaba, para dar la vuelta y celebrar la conquista de su estrella 44 en el fútbol paraguayo. ¡SALUD, CAMPEÓN!
Fuente: d10.com.py