El Team Ñande Bot del Centro Educativo Ñande Róga de Limpio, Campeón Nacional del Torneo de robótica, ciencia y tecnología First LEGO League, competirá en representación de nuestro país en un torneo internacional.En el marco de la pandemia, el Open International, se realiza de manera virtual desde el pasado 24 al 27 de junio, en Grecia.En esta oportunidad el equipo paraguayo integrado por niños y adolescentes de entre 9 y 14 años, realizan diversos desafíos y misiones con el robot que han diseñado y programado, y en los próximos días presentarán su proyecto de innovación y sus valores de equipo junto a otros 200 equipos de 115 países.Cabe mencionar que la pandemia del Covid-19 obligó a millones de personas en todo el mundo a permanecer en sus hogares, limitando la realización de actividades físicas y sociales, permaneciendo horas en la quietud frente a las pantallas ya sea por estudio o trabajo.Ante esta situación, Ñande Bot propuso el tema “equilibrando la vida” como proyecto de innovación mediante una rutina sencilla, inclusiva y de costo cero para favorecer la actividad física y la correcta postura del cuerpo, el equilibrio, la atención y la concentración.“Lo importante de este ejercicio es la repercusión positiva que trae en la salud corregir la postura del cuerpo. Es importante ser conscientes que una mala postura al caminar, sentarse o acostarse trae consecuencias negativas. Lo bueno de hacer equilibrio con un libro o con un cuaderno sobre la cabeza, es que si uno logra caminar o hacer otro movimiento con ese objeto sin que caiga, significa que ha logrado un buen equilibrio en su postura corporal. Si utilizamos una almohada en forma de rosca, especialmente diseñada, ella puede adaptarse a nuestro movimiento. El fin de este método es que el cuerpo logre adaptarse al objeto que está en la cabeza para que uno tenga una postura erguida y no qué el objeto de adapte al cuerpo”, señalaron los miembros del equipo.Con encuentros semanales, los miembros del equipo siguieron adelante a pesar de las restricciones que les impuso la pandemia con curiosidad y gran entusiasmo, los niños fueron descubriendo y aprendiendo sobre este apasionante mundo que busca cultivar su creatividad y sus valores, mediante el diseño y la programación de sus propios robots.