La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner realizó una conferencia de hora y media de duración, en donde se defendió ante la acusación de un fiscal al pedir 12 años de prisión y su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

La vicepresidenta ya había realizado sus criticas públicamente en su cuenta personal de twiter este lunes, alegando que no estaba “ante un tribunal de la Constitución, sino de fusilamiento mediático-judicial”.

Realizó la conferencia desde el Congreso, Fernández mostraba expedientes y leyó los mensajes vinculados al caso, añadiendo que el juicio daba inicio como “ficción” y está armado “bastante malo, por cierto, además de falso”.

La vicemandataria mostró los mensajes intercambiado entre el ex secretario de Obras Públicas José López, y el empresario Nicolás Caputo en donde enunció la frase que se viralizo rápida mente: “La que me siento boluda soy yo”.

Enumerando acusaciones contra fiscales y políticos menciono que “esto no es un juicio a Cristina Kirchner, esto es juicio al peronismo, esto es un juicio a los gobiernos nacionales y populares (…)».

Terminó su conferencia con una advertencia: “No vienen por mí, vienen por ustedes. Por los salarios, derechos de los trabajadores, de los jubilados, endeudamientos, vienen por eso”, concluyó.