El obispo de la diócesis de San Lorenzo, Mons. Joaquín Robledo, habló sobre el acercamiento de la iglesia «a los alejados» con visitas a los asentamientos de la zona. Agregó que siguen con las visitas a los más desvalidos y que la intención es que la comunidad y el pueblo sean protagonistas en la Iglesia.

“Pretendemos dejar una apertura a los laicos que participen y tener en cuenta los puntos de vista que son muy importantes”.

En otro momento señaló que la preocupación a nivel social radica en las situaciones de violencia que se registran en las ciudades. “Hay muchas actitudes de violencia y eso es muy doloroso y trágico para las familias y la sociedad”.

Mons. Joaquín Robledo