Una nueva riña en la penitenciaria de Tacumbú dejó un fallecido luego de recibir una puñalada con un arma blanca, elaborada por los internos.

El ministro de Justicia señaló que las armas blancas son fabricadas por los internos y que el control realizado no funciona. Agregó que se debe tener otro mecanismo de control, que las infraestructuras de las penitenciarías son obsoletas y no permiten en algunas zonas cámaras y audios. “Hay que mejorar la tecnología y requiere de otros recursos”, aseveró.

Benítez también comentó que las futuras penitenciarias que serán habilitadas a mediados de año, podrán facilitar la instalación de una mejor tecnología para los controles de los internos.

Daniel Benítez